ECOS. ¿Cómo vivió el concierto de Camilo Séptimo una No Seguidora?

Hola, mi nombre es Karla y… Tuve acceso al concierto de Camilo Séptimo sin conocer nada de él.

Sí, tal vez en estos momentos más de un fan estará enojado y decepcionado de que una persona que no conoce ni un poco a la banda haya tenido el acceso a una presentación de ellos en Sala Estelar, una plataforma que actualmente es conocida por transmitir conciertos y eventos exclusivos para entretener en estos tiempos de cuarentena sin problemas.

Son los gajes del oficio. Como redactores de un portal de música podemos tener estas oportunidades para publicitar y hablar de esta clase de eventos, aunque creo puede sacarse algo bueno de esta experiencia, y espero ustedes como fans de la banda puedan sacar algo positivo de esta reseña del concierto.

Viviendo en una roca

Bueno, ciertamente no es que no supiese absolutamente nada del grupo. Me eran familiares porque amigos que  suelen escuchar rock alternativo ya me habían hablado de la banda, diciéndome que era una banda mexicana muy buena, tanto en sonido como en las letras de sus canciones. No los había escuchado porque… Creo solo porque, por una u otra cosa, no los recordaba o no me daba la oportunidad de conocer algo nuevo. En estos momentos, no sabría decirles por qué no me había dado el tiempo de hacerlo.

Sin embargo, no dudé en decir que sí cuando se me presentó la oportunidad de verlos en la comodidad de mi cuarto, ya que quería aprovechar esa oportunidad para conocer a la banda y su concepto, ya que, personalmente, siento que en un concierto se puede apreciar de mejor manera, tanto la calidad de su sonido, su destreza en los instrumentos que cada integrante toca, como su estética y el concepto artístico que ofrecen al público adepto a la banda.

¿Cómo son los conciertos en la Nueva Normalidad?

Creo tengo que recalcar que también este es mi primer concierto en esta Nueva Normalidad, por lo que también quisiera tocar este tema.

Para conocer una banda, esta clase de conciertos que se dan con la Nueva Normalidad son excelentes. El calor que se genera por la aglomeración de personas que llegan a estar en un concierto, por muy independiente que sea un grupo, hubiese sido un factor por el que escucharlos en vivo terminaría siendo poco atractivo a mi percepción. Recordemos que este es mi primer acercamiento a la banda y, sinceramente, soy de esa clase de personas que, a primera instancia, no le hubiese llamado la atención escucharlos amontonada, en medio de personas que tarareen las canciones y no saberme ni una. No es mi estilo, pero creo eso es cuestión de cada persona y gustos.

Pero este al ser en un portal web, de manera virtual, en la comodidad de mi cuarto y sin expectativas de lo que vería, me llamó la atención vivir la experiencia de manera cómoda, sin calor y viendo todo como si estuviese en el mejor espacio del concierto. Aunque claramente un concierto presencial habría sido lo que los fans habrían deseado, esta es una buena manera de sentirse cerca de nuestros artistas favoritos sin grandes riesgos por la pandemia causada por el virus COVID-19 que, hasta el momento, ha contagiado a más de 500,000 mexicanos y ha causado la muerte de 56,543 personas en el país.

¿Qué tal está en música?

Primero, quisiera hablar sobre el concepto musical que ofrecen, su sonido y las sensaciones que su composiciones generaron en mi con la poca o mucha percepción artística que tengo a lo largo del concierto, ya que es mi primera impresión de la banda y soy esta clase de persona que es muy analítica con los sonidos que escucha, especialmente si se trata de nueva música para mi.

A decir verdad, me gustó bastante. La propuesta que tiene la banda en cuanto a sonido me agradó mucho. Es un rock alternativo que se siente muy tranquilo y relajante a mi gusto, justo como para, en estos momentos de cuarentena, disfrutar en la habitación con los audífonos puestos al máximo volumen para perderse e imaginarse en una playa o en un festival como los que acostumbrábamos ir antes de que todo esto de la pandemia pasara. Ponle el nombre de tu favorito, pero sí que me remontó a ese sentimiento. Incluso, sería música que pondría en el carro para disfrutar un viaje en carretera.

Me agrada como se mezclan todos los instrumentos que conforman a la banda, porque ninguno se siente que sobre el el concepto que manejan. La batería y el bajo (porque sí, soy de las personas que se fija como se escucha el bajo en las canciones, es mi instrumento favorito) me parece que se comunican entre ellos muy bien, lo cual le da a las bandas armonía en su sonido, y la guitarra me parece que es dulce y relajante, lo cual hace que se combine muy bien con el teclado, que le da un toque psicodélico a la banda que es agradable al oído.

En los 50 minutos que duró el concierto, tocaron canciones de su último material discográfico “Navegantes”, el cual me gustó, pero debo decir que Vicio, del disco “Oleos” (claramente doy estos datos ya habiendo hecho una investigación antes de escribir esto) fue de mis favoritas en este concierto, muy probablemente por el dato que di en el párrafo anterior.

El bajo, siendo el instrumento predominante y en con el que inicia la canción, es un elemento que atrapa al nuevo oyente, en este caso, al nuevo espectador, y me hizo tener ganas de bailarla por todo mi cuarto, cerrando los ojos para imaginarme en el festival bailando con todos y dejándome envolver en el sonido de esta banda. De verdad que fue un gusto escucharlos.

¿Y su concepto creativo en el escenario?

Sin embargo, no lo hice. Como lo dije con anterioridad a lo largo de esta reseña, también me interesaba conocer su estética y concepto creativo, ya que eso habla mucho sobre quiénes son como banda y qué transmiten a quiénes los escuchan, lo cual, a mi parecer, siento que se vio en este concierto. Con un concepto minimalista, solo los artistas tocando, teniendo de fondo una pantalla con animaciones psicodélicas que iban al ritmo de la música y luces tenues, como luces rojas, amarillas y azules, el concierto generó un ambiente íntimo a mi parecer.

Siendo sincera, me quedé con ganas de que tocaran más y escuchar más de ellos en vivo, disfruté del concierto, y, de hecho, no fui la única que pensó lo mismo. En el chat en vivo que ofrece Sala Estelar para que los espectadores puedan comunicarse entre ellos durante el concierto, había algo de inconformismo con la duración del concierto, aunque no podría comparar este concierto con otros que se hayan hecho en la plataforma puesto a que es mi primera experiencia con ella. La realidad es que, a pesar de que sí me hubiese gustado más tiempo, me pareció que dieron un buen show.

Conclusión de una No Seguidora

Es una banda con un buen concepto y que te hace pasar un rato agradable a pesar de saber poco o nada de ellos, como yo en esta ocasión, y sus conciertos son algo que quiero experimentar en carne propia en un futuro cercano. Esta fue mi primera vez escuchándolos y presenciando un show de ellos y debo decir que, ahora que los conozco, en definitiva escucharé más seguido su música y, cuando sea posible hacer conciertos presenciales y vivir ese momento, sí que los iría a ver en vivo sin problemas. Es una banda que vale la pena darle una oportunidad si eres del tipo de personas que, como yo, les gusta escuchar y experimentar nuevas cosas y conocer los nuevos conceptos, si es que no les has dado la oportunidad.

En definitiva, haré mayor caso a mis amigos cuando me recomienden escuchar a una nueva banda o artista.

 

1 thought on “ECOS. ¿Cómo vivió el concierto de Camilo Séptimo una No Seguidora?

  1. Excelente narrtitiva, no conozco la banda e hiciste que me llamara mucho la atención escucharla y proyectarme hacia el sentimiento y emoción que describes, gracias por esta descripcion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *