“I Follow rivers” de Lykke Li

Conocí esta canción hace aproximadamente dos o tres años por una conversación de Whatsapp que tuve con la persona que en aquellos años de desmadre emocional, tenía mis sentimientos. Lo llamaré “el Nórdico” para futuras referencias.

Si mi memoria no falla, la compartió conmigo cuando volvimos a salir, y ya saben, a uno que le gusta la personalidad de los satanizados y despreciados “pagafantas”, ese tipo de cosas la conquistan. La escuché durante horas y días porque me hacía las historias más cursis en la cabeza y me sentía feliz. Imaginaba que cuando él la escuchaba pensaba en mí.

Puedo reconocer que a pesar del final que tuvimos, es la vez que me he enamorado con más intensidad, aunque eso a estas alturas signifique nada y aunque nunca hayamos sido novios. Ahora sólo vive en mis recuerdos y desde hace un año lo saqué de mi vida para siempre; sin rencores, sin nostalgia, con mucha paz y, sobre todo, sin ganas de volver o repetir una historia como ésa.

Volviendo al tema de la canción, cuando yo la escuchaba verdaderamente la sentía. Pensaba en sus ojos color avellana, su grave voz, su abundante cabello, sus imperfectos dientes y en cada uno de los vellos de su rostro. Me decía a mí misma: Yo seguiría a ese hombre hasta el fondo del océano sin pensarlo. Ja-ja-ja-ja ¡Qué ridícula! Increíble lo que hace el enamoramiento.

Creo que “I Follow rivers” de Lykke Li, expresaba con claridad y exactitud todo lo que sentía en aquel entonces por el Nórdico. Me hacía bailar de amor. Sus canciones se convirtieron en mis canciones, nuestras palabras se mimetizaron y creo que rozamos la eternidad en más de 10 ocasiones. Yo sé que él también me quiso con la misma intensidad, aunque sea de esos que se jactan de ser “inexpresivos”, “fríos” y “acorazados”. Era torpe para expresar sentimientos, pero siempre tenía una canción que me mostraba algunas partes ocultas de él. Yo me sentía la más feliz de saberlo interesado en mí, porque hablábamos todos los días a toda hora. La química era innegable. ¿Quién lo iba a pensar!

Mientras escribo esto pienso que no me gustaría que se malinterpretara y que el lector se confunda creyendo que aún estoy enamorada del Nórdico o algo parecido. Nada está más alejado de la realidad que eso. Simplemente me gusta reconocer y escribir lo que sentí por las personas. Creo que es una manera de decir: Ya fue y no será más, pero qué bueno que fue, porque para bien o para mal, contribuyó a formar a la yo que ahora soy.

Click en el enlace para escuchar I follow rivers:
http://https://www.youtube.com/watch?v=K3JGxj2rvAs

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *